Impacto psicológico de la reproducción asistida

 

reproduccion-asistida-psicologico

Una de las frases del entorno cercano, a las parejas que están realizando algún tipo de tratamiento de reproducción asistida, que más sensación de incomprensión puede generar, es sin duda ésta:

“tranquilízate, no pienses en ello y verás cómo te quedas embarazada…”

Pero, ¿qué pasa cuando no llega el embarazo?

Las personas que ven incumplido (hasta el momento) su gran deseo de ser padres sufren por esta causa y en ocasiones, cuando comparten sus emociones, se encuentran con un entorno cuya intención es sin duda buena, pero que les hacen sentir que no acaban de comprender lo que sienten o por lo que están pasando, la mayoría con hijos por cierto.

Todos sufren (aunque no al mismo nivel), la pareja que no consigue tener hijos y su entorno, sobre todo el más cercano, que son testigos de ese sufrimiento y no saben que han de hacer para impedir el malestar emocional por el que sus familiares o amigos atraviesan.

¿Cómo afrontar un tratamiento de reproducción asistida?

Es importante dedicar estas líneas a unos breves consejos para evitar potenciar las sensaciones negativas mientras nos enfrentamos a un tratamiento de reproducción asistida (en adelante TRA):

        • · Escuchar: Cuando alguien comparte sus emociones con nosotros en ocasiones no hemos de buscar soluciones o al menos no es eso lo que nos piden, sino simplemente ejercer la escucha. Permitir que la persona hable, se comunique, comparta cómo se siente, que descargue.
        • · Acompañar: Podemos estar cerca de la persona, para que cuando lo necesite nos lo pida podamos acompañarlos, tanto física como emocionalmente.
        • · Compartir: Compartir no es sentir lo mismo que el otro, sino dedicarnos tiempo incluso de ocio para mejorar el momento emocional que viven.
        • · Equilibrar: Es recomendable encontrar el equilibrio entre evitar conversaciones que tengan que ver con el momento que están viviendo, ni convertir dicha información en monotemática.
        • · Apoyar: Sus decisiones no han sido fáciles, pero todo proceso emocional resulta más sencillo con apoyo y comprensión.
        • · Respetar: Los tiempos que requieran las personas para compartir la información, las decisiones tomadas, las emociones sentidas. Se sentirán mucho más acompañados.
        • · Comprender: No estamos viviendo lo mismo que ellos y no podemos evitar que sufran si no ven su gran deseo, de crear una familia, cumplido. El sufrimiento que se genera es acorde al momento emocional que viven, es parte del proceso.

La mayor parte de los pacientes que se someten a un tratamiento de TRA pasan en algún momento por síntomas psicológicos significativos: cuando la pareja no logra el objetivo y no se encuentra el factor causante del no embarazo,  la falta de comprensión ante este hecho nos desespera y comienzan los indicios de ansiedad, llegando en algunos casos a la baja autoestima o depresión. Si llegamos a este punto y notamos cómo el sufrimiento nos cambia, es cuando hemos de consultar a un especialista.

Esperamos que estas líneas os ayuden a posicionaros emocionalmente de un modo más práctico y efectivo para enfrentar este momento con vuestro entorno de una manera más positiva.

En Barcelona IVF entendemos que los aspectos emocionales han de cuidarse mucho durante los tratamientos de reproducción asistida para poder conseguir ser padres y disfrutar de esta nueva etapa como se merece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *