Fecundación in Vitro

Fecundación <i>in Vitro</i>

¿Qué es la fecundación in Vitro?

La fecundación in Vitro (FIV) es el tratamiento de reproducción asistida mediante el cual el óvulo es fecundado por el espermatozoide en el laboratorio.

¿Cuáles son las fases del proceso?

La fecundación in Vitro consta de 3 fases principales:

Estimulación ovárica + controles ginecológicos
Estimulación ovárica + controles ginecológicos
Obtención de los óvulos + muestra de semen
Obtención de los óvulos + muestra de semen

Fecundación in Vitro+ cultivo embrionario

Transferencia de los embriones al interior del útero
Transferencia de los embriones al interior del útero

¿Cómo se realiza el tratamiento?

Te contamos todo lo que necesitas saber

Información general
¿Cuándo está indicada la fecundación in Vitro?

La fecundación in Vitro (FIV) está indicada en los siguientes casos:

  • Obstrucción de las trompas
  • Factor masculino que no se puede solucionar con una inseminación artificial.
  • Reserva ovárica baja.
  • Enfermedades genéticas que requieran estudio preimplantacional.
  • Edad superior o igual a 38 años.
  • Fallo previo de inseminaciones.
  • Esterilidad de larga evolución.
¿Qué pruebas previas son necesarias?

Para realizar una fecundación in Vitro (FIV) es necesario un estudio previo con las siguientes pruebas diagnósticas:

  • Analítica hormonal para analizar la reserva ovárica. Se puede determinar el valor de la hormona antimülleriana (AMH) en cualquier momento del ciclo o la FSH y el estradiol en 3º día del ciclo.
  • Seminograma para valorar la calidad de la muestra. Si la calidad del semen es muy baja, será necesario ampliar el estudio andrológico con otras pruebas adicionales.
  • Ecografía ginecológica para descartar patología del útero y de los ovarios. También se utiliza para valorar la reserva ovárica mediante el recuento de folículos antrales.
  • Cariotipos para descartar anomalías genéticas que puedan afectar al embrión.
  • Estudio de serologías para descartar la presencia de enfermedades infecciosas transmisibles.
¿Podré hacer vida normal durante la fecundación in Vitro?
Durante el tratamiento se recomienda llevar una vida tranquila evitando esfuerzos importantes y hacer deporte. El día de la punción de los ovarios se debe hacer reposo domiciliario. También se debe evitar tener relaciones sexuales durante todo el proceso.
¿Cada cuánto tiempo se puede hacer una fecundación in Vitro y cuál es el límite de intentos?

Lo ideal es esperar a que los ovarios vuelvan a su estado normal antes de volverlos a estimular para fecundación in Vitro. Se recomienda esperar un par de ciclos antes de realizar un nuevo tratamiento.

No hay ningún límite en el número de fecundaciones in vitro (FIV) aunque es poco frecuente hacer más de 3. Es conveniente reevaluar el caso tras cada ciclo en el que no se haya conseguido el embarazo para determinar si son necesarias más pruebas.

¿Cuáles son los posibles riesgos asociados al tratamiento?

Los riesgos más importantes de la fecundación in Vitro vienen derivados de:

La estimulación ovárica:
Se puede producir un síndrome de hiperestimulación debido a la excesiva respuesta de los ovarios a la medicación. Actualmente este riesgo es mínimo ya que se realizan protocolos individualizados.

La punción ovárica:
Pueden ocurrir sangrados que generalmente se autolimitan. Excepcionalmente puede ser necesario intervenir para solucionarlo.

El embarazo múltiple
La política de transferencia de un embrión único está ayudando a reducir considerablemente el número de embarazos múltiples.

Estimulación ovárica y controles ginecológicos
¿Cómo se estimulan los ovarios?

Para realizar una fecundación in Vitro (FIV) con buenas opciones de éxito debemos obtener un número suficiente de óvulos. Esto se consigue sometiendo a la mujer a una estimulación ovárica controlada mediante la administración de hormonas en inyecciones subcutáneas. La pauta de estimulación se ajustará de forma individualizada según la reserva ovárica de la mujer. Durante la estimulación se deberá monitorizar la respuesta ovárica mediante ecografías seriadas hasta que haya un número correcto de folículos con el tamaño adecuado. En ese momento se desencadenará la ovulación para 36 h después obtener los óvulos.

¿Cuántas veces tengo que ir a la clínica durante la estimulación ovárica?

En la mayoría de los casos no serán necesarios más de tres controles ecográficos para poder programar la obtención de los óvulos.

¿Se puede hacer una fecundación in Vitro sin estimulación?

La fecundación in Vitro en ciclo natural se indica en los casos de mujeres con tratamientos previos y muy baja respuesta en las que se busca la obtención de un único óvulo seleccionado naturalmente. Esta opción tiene unas tasas de éxito bajas y se reserva para los casos en los que la donación de óvulos no es aceptada por la paciente.

Fecundación <i>in Vitro</i>
Obtención de los óvulos y espermatozoides, fecundación
¿Cómo se obtienen los óvulos?

La obtención de los óvulos se realiza mediante una punción de los ovarios guiada por ecografía. Se trata de un procedimiento sencillo que dura unos 10 minutos y que se realiza bajo sedación. No es una técnica dolorosa ya que la mujer permanecerá dormida durante toda la intervención. Al ser un proceso ambulatorio la paciente puede volver a su casa a las pocas horas de la obtención de los óvulos.

¿Qué tipo de semen se puede utilizar en la fecundación in Vitro?

Para realizar una fecundación in Vitro se puede utilizar la muestra de semen de la pareja o el semen de un donante.

En el caso de utilizar semen de donante, éste se elegirá según lo establecido en la Ley preservando la máxima similitud fenotípica con los pacientes.

¿Cómo se obtienen los espermatozoides?

La forma más frecuente de obtener los espermatozoides es mediante masturbación el día de la obtención de los óvulos. En los casos necesarios, se puede utilizar una muestra congelada previamente.

Otras formas de obtención de los espermatozoides son la aspiración testicular (TESA) y la biopsia testicular (TESE). Ambas técnicas se utilizan cuando no hay espermatozoides en el eyaculado.
En el caso de utilizar semen de donante siempre será muestra congelada.

¿Cómo se realiza la fecundación de los óvulos?

La fecundación se realiza en el laboratorio tras la obtención de los óvulos. Las técnicas de laboratorio para inseminar los óvulos son la FIV convencional, la microinyección espermática (ICSI) y la inyección intracitoplasmática de espermatozoides morfológicamente seleccionados (IMSI).

Actualmente el ICSI es la técnica de elección para inseminar los óvulos en la mayor parte de los casos, sobre todo si existen antecedentes de fallo de fecundación o muy mala calidad espermática.

Se recomienda utilizar el IMSI cuando hay una teratozoospermia severa o fragmentación del DNA espermático elevada.
En el resto de los casos, si tenemos un buen número de óvulos maduros, se puede plantear utilizar la FIV convencional.

¿Qué sucede en el laboratorio desde que se fecundan los óvulos hasta la transferencia?

Tras 18-21h de la inseminación de los óvulos se comprueba su correcta fecundación. Los embriones se mantendrán dentro de unos incubadores que les proporcionan las condiciones ideales para su crecimiento. Estos incubadores pueden ser convencionales o con tecnología time-lapse.

Diariamente se irá analizando la evolución de cada embrión hasta el día 5 de desarrollo en el que se realizará su transferencia al interior del útero. Este cultivo largo de 5 días nos permite seleccionar aquellos embriones (blastocistos) con más capacidad de implantar aumentando de esta forma las posibilidades de embarazo.

Transferencia de embriones
¿Cómo se transfieren los embriones?

La transferencia de los embriones es un procedimiento sencillo que no requiere ni ingreso ni anestesia. Se introduce un catéter por el canal cervical para poder depositar los embriones en el interior del útero. Normalmente se transfieren entre 1-2 embriones, aunque la tendencia actual es la de transferir un único embrión para reducir los riesgos de embarazo múltiple.

¿Puedo hacer algo para mejorar mis posibilidades después de la transferencia?

Es frecuente plantearse qué se puede hacer después de la transferencia para favorecer el embarazo. No hay nada adicional que se pueda hacer para aumentar las posibilidades de embarazo más que esperar a que los embriones se implanten correctamente y hacer un tipo de vida normal y relajada.

¿Qué se debe hacer después de la transferencia de los embriones?

Después de la transferencia se debe continuar con el tratamiento de progesterona iniciado tras la punción de los ovarios. Si todo va bien el embrión se habrá implantado unas horas después de la transferencia, aunque no podamos saberlo hasta el día de la prueba de embarazo.

¿Qué se hace con los embriones que no se transfieren?

Si tras la transferencia embrionaria quedan embriones de buena calidad, éstos serán congelados.
La transferencia de embriones congelados tan solo requiere un buen desarrollo del endometrio por parte de la mujer. Para eso se utiliza un tratamiento hormonal vía oral o transdérmica que se administra desde el inicio del ciclo. Unos días después se comprueba que el endometrio se haya preparado correctamente y se organiza el día de la transferencia.

Los embriones se descongelan el día de su transferencia. Si los embriones congelados son de buena calidad y más aún si son blastocistos, su tasa de supervivencia es superior al 90%.

Los embriones pueden permanecer congelados hasta que se decida alguno de los destinos establecidos por la Ley. El tiempo de congelación no afecta a los resultados.

Fecundación <i>in Vitro</i>

Resultados positivos

La fecundación in Vitro (FIV) es uno de los mejores tratamientos de reproducción asistida disponibles. Sus tasas de éxito dependen principalmente de la edad de la mujer, siendo la tasa acumulada de embarazo por ciclo, de más de un 50% hasta los 39 años y disminuyendo progresivamente a partir de esta edad.

Mujeres < 35 años

Entre 35 - 38 años

Entre 39 - 42 años

Mujeres > 42 años

Precio de la fecundación in Vitro

El precio del tratamiento de fertilidad mediante fecundación in Vitro es 4.970€ e incluye:

  • Visitas médicas
  • Punción folicular
  • Transfer
  • Controles ecográficos del ciclo
  • ICSI
  • B-HCG
  • Controles hormonales del ciclo
  • Cultivo embrionario

Financiamos el 100% de tu tratamiento

más información