Nuevo embarazo tras un aborto bioquímico

ivf-nuevo-embarazo

El término aborto bioquímico es desconocido para muchos. Por eso, cuando éste se produce asaltan numerosas preguntas: ¿qué consecuencias tiene?, ¿supone un problema para conseguir un nuevo embarazo?, ¿cuándo se puede volver a intentar? En este post respondemos a todas tus dudas.

¿Qué es un embarazo bioquímico?

Un embarazo bioquímico es un aborto precoz que se produce cuando, tras la fecundación de un óvulo y la implantación del embrión en el útero, el proceso de desarrollo de dicho embrión se ve interrumpido al cabo de pocos días. También se conoce como aborto bioquímico o microaborto.

En todos los casos el espermatozoide llega a fecundar el óvulo, se forma el embrión y se desarrolla hasta el día 6, momento en el cual tiene lugar la implantación embrionaria en el útero. Es entonces cuando se empieza a sintetizar la hormona beta-hCG (gonadotropina coriónica humana) y, por esta razón, la prueba de embarazo sale positiva. Sin embargo, el embarazo nunca llega a visualizarse ecográficamente.

¿Por qué se produce el aborto bioquímico?

Es difícil conocer exactamente las causas que han provocado la detención del desarrollo embrionario, debido básicamente a que los restos embrionarios son eliminados con la regla y no pueden ser analizados. Pero, entre las posibles causas pueden estar:

  • Anomalías anatómicas en el útero de la madre.
  • Problemas hormonales.
  • Alteraciones genéticas en el embrión después de su fecundación.
  • Alteraciones genéticas en el óvulo o espermatozoide.
  • Estilos de vida de los padres poco saludables: tabaquismo, consumo de bebidas alcohólicas, alimentación desbalanceada, exposición a sustancias tóxicas, inestabilidad familiar, emocional, estrés…

Síntomas del aborto bioquímico

Entre los síntomas más comunes están el dolor abdominal, la expulsión de coágulos con la menstruación, pequeñas contracciones y dolor de espalda. Debido al escaso tiempo de gestación, los más común es que apenas se presenten síntomas en un embarazo bioquímico y que éstos se confundan con la llegada de la regla.

Aborto bioquímico y FIV

A menudo se asocia erróneamente el aborto bioquímico como un problema originado por un tratamiento de fertilidad.  Sin embargo, los microabortos pueden darse tanto después de un embarazo natural, como tras un tratamiento de fecundación in vitro. Lo que ocurre es que la mayoría de veces, en el embarazo natural, éste pasa desapercibido porque no llega a realizarse ningún test de embarazo y se confunde con un retraso de regla.

Los pacientes que se someten a una FIV conocen más acerca de los embarazos bioquímicos, ya que realizan un test de embarazo a los 8-10 días después de la transferencia de embriones que sale positiva por la cantidad de beta-hCG que recoge. Pero al realizar una segunda confirmación unos días después, se descarta el embarazo ya que  no aumenta de forma exponencial como debería.

¿Cuándo se reanuda el ciclo?

Tras un aborto bioquímico no es necesario realizar ningún legrado o tomar medicación. El ciclo menstrual de la mujer se reanuda de manera normal después de 1 o 2 semanas. Todo depende del nivel de beta-hCG y progesterona en la sangre. Para que el ciclo menstrual se reanude y tenga lugar la ovulación, estos niveles hormonales deben descender de nuevo a valores basales.

¿Cuánto se debe esperar para un nuevo embarazo?

Un embarazo bioquímico no disminuye las posibilidades de lograr una gestación de nuevo. Así que, si el ciclo menstrual se reanuda de manera normal, se puede intentar un nuevo embarazo pasadas dos menstruaciones. De todas formas, lo más recomendable es consultarlo con un especialista y seguir sus indicaciones ya que depende de las posibles causas que lo hayan originado y la situación emocional de la pareja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *