Infertilidad ¿Cómo detectarla?

En la infertilidad de parejas existe un 40% de causas masculinas, otro 40% de causas femeninas y un 20% de causas combinadas.

Infertilidad, ¿qué es?

La infertilidad es la incapacidad de conseguir un recién nacido vivo, se consigue el embarazo pero posteriormente se aborta.

En otros idiomas denominan infertilidad a lo que en castellano denominamos esterilidad (dificultad de una pareja para conseguir embarazo tras un año de intentarlo).

El riesgo de aborto en una pareja en edad reproductiva es de un 15%, pero este riesgo aumenta hasta un 40% en parejas que han tenido 3 o más abortos.

Este riesgo va a depender también de la edad de la mujer, aumentando conforme ésta aumenta, de modo que a los 42 años la tasa de aborto es superior al 35%.

Se considera que una pareja es infértil cuando tiene 3 o más abortos y se indica iniciar un estudio de infertilidad a partir del 2º aborto.

¿Por qué sucede?

Existen múltiples factores o causas que pueden explicar los abortos de repetición:

·         Factores genéticos: hasta un 60% de los abortos de repetición tiene una causa genética.

·         Factores anatómicos: la presencia de adherencias, miomas o septos que alteren la cavidad uterina pueden ser causa de aborto.

·         Factores endocrinos.

·         Trombofilias: se trata de trastornos de la coagulación que pueden ser causa de aborto.

·         Factores inmunológicos.

·         Causa desconocida: tras realizar un estudio completo, hasta en un 20-50% de los abortos no vamos a conocer su causa.

¿Qué pruebas se realizan para su diagnóstico?

Las pruebas que se realizan para valorar las distintas causas de aborto dependen del historial médico de la pareja y del número de abortos.

Para confirmar una causa genética es de gran utilidad tener un cariotipo de los restos embrionarios.

Para valorar la causa genética las parejas con abortos de repetición se les pide un estudio de cariotipo, y en función del caso puede solicitarse un estudio de la meiosis de los espermatozoides (mediante un FISH en una muestra de semen o un estudio de meiosis en una biopsia testicular).

Para valorar la causa anatómica se solicita una ecografía transvaginal y una histeroscopia diagnóstica que nos permite valorar la cavidad uterina.

También se pide una analítica muy completa para descartar causas endocrinas, inmunológicas o trombofilias.

¿Existe algún tratamiento?

El tratamiento que podemos dar a los abortos de repetición va a depender de la causa de los mismos.

Cuando la causa es genética se puede realizar una fecundación in vitro con un estudio genético de los embriones (diagnóstico genético preimplantacional) o realizar una tratamiento de reproducción asistida usando un donante de óvulos o de semen (en función del gameto causante de la infertilidad)

Cuando la causa es anatómica se realiza una histeroscópia quirúrgica.

Cuando la causa es endocrina o una trombofilia se realiza un tratamiento farmacológico que va a depender de que factor se vea alterado.

En todos los pacientes con abortos de repetición se intenta siempre facilitar un apoyo psicológico para que independientemente del tratamiento indicado el proceso sea vivido con el menor estrés posible. 

Flickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *