Actualidad sobre los problemas de fertilidad.

Según Richard N. Waldman, presidente del Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos más de 7 millones de personas en Estados Unidos (aproximadamente un 12% de la población en edad reproductiva) tiene algún problema de esterilidad.

La esterilidad puede hacer que el camino para tener un hijo sea difícil y largo, sin embargo afortunadamente muchas parejas gracias a los tratamientos de reproducción asistida consiguen el embarazo.

 La esterilidad afecta a hombres y mujeres casi por igual. Alrededor de un tercio de los casos tienen una causa masculina, otro tercio están relacionadas con la mujer, y el resto son causados ​​por una combinación de problemas en ambos cónyuges o por factores desconocidos.
En las mujeres, la edad, la ovulación irregular (principalmente el síndrome del ovario poliquístico), las trompas de Falopio obstruidas o la endometriosis son las principales causas de esterilidad. Factores como estilo de vida poco saludable (fumar, dieta pobre estando por debajo del normopeso o el sobrepeso) también puede hacer más difícil quedar embarazada.

La fertilidad masculina también disminuye con la edad, pero a un ritmo más lento. La infertilidad en los hombres por lo general implica problemas con los espermatozoides principalmente con alteraciones de la cantidad o movilidad de los mismos.

Si usted está teniendo problemas para quedar embarazada, consulte con un especialista en reproducción asistida para realizar una visita en la que se llegue al diagnóstico de la causa y se pueda tratar el problema de esterilidad.

Las pruebas diagnósticas básicas en el estudio de esterilidad consisten en una historia clínica detallada, una exploración física, una analítica hormonal para valorar la reserva ovárica y un seminograma para valorar la calidad de los espermatozoides. Según los resultados obtenidos pueden indicarse más pruebas como la histerosalpingografía para valorar la permeabilidad  de las trompas si se considera la opción de realizar inseminación artificial como tratamiento.

La infertilidad puede ser tratada de diversas maneras dependiendo de la causa. Su médico le aconsejará sobre cuál es el mejor tratamiento para su caso bien sea inducción de ovulación, inseminación artificial, fecundación in vitro o bien donación de óvulos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *