Inseminación artificial, ¿qué es y cuándo se recomienda?

inseminacion-artificial_1La inseminación artificial es una técnica de reproducción asistida que se realiza en aquellos casos en los que, tras el estudio de la mujer y del hombre, las pruebas son normales pero aún así la pareja presenta dificultad para concebir un bebé de manera natural. Los mejores resultados se obtienen cuando el tiempo de esterilidad es corto (menos de dos años) y cuando la edad de la mujer es menor a 38 años. También aquellas mujeres sin pareja masculina que deseen quedarse embarazadas son candidatas a realizar un tratamiento de inseminación artificial con banco de semen.

En Barcelona IVF se realizan tratamientos de inseminación artificial con semen de la pareja o con semen de donante, por lo que la paciente puede acudir siempre que lo desee sin importar que tenga pareja o que su pareja sea femenina. En España los tratamientos de reproducción asistida pueden realizarse a toda mujer mayor de edad que preste su consentimiento con independencia de su estado civil o su orientación sexual.

Inseminación artificial, ¿en qué consiste?

La inseminación artificial puede realizarse en ciclo natural o en ciclo estimulado. Para que haya más probabilidad de éxito en la clínica se recomienda que el proceso de la inseminación artificial se realice en un ciclo estimulado, de esta manera, se aumenta la tasa de embarazo.

Estimulación ovárica

La estimulación ovárica que se realiza durante el ciclo de inseminación artificial es suave y el objetivo es conseguir el crecimiento de uno o máximo dos folículos y así conseguir una buena ovulación. En Barcelona IVF se estudiará cada caso y se adecuará la pauta de estimulación en función de las características de cada paciente. Cuando el folículo tenga un tamaño adecuado se inducirá la ovulación y se planificará la inseminación.

Inseminación

Tras haber realizado la estimulación ovárica y provocar la ovulación, llega el momento de comenzar con el proceso de la inseminación artificial en sí. Este proceso se realiza en el día y después de ello la mujer puede irse a su casa tranquilamente.

Si la inseminación artificial se va a hacer con semen de pareja, el varón deberá obtener la muestra dos horas antes de la realización de la inseminación ya que la muestra debe ser previamente procesada. Una vez preparado el semen, llega el momento de depositar la muestra en el interior del útero para que los espermatozoides asciendan por el útero las trompas y sean capaces de inseminar al óvulo de la mujer.

Tras la inseminación

Después de finalizar la inseminación artificial se debe de guardar reposo unos 10-15 minutos, tras los cuales la mujer puede volver a su ritmo de vida habitual.

Fase lútea

Esta fase comienza después de la ovulación y la producción de progesterona por el ovario y en el caso de inseminación con suplementos de progesterona por vía vaginal ayudarán a que el embrión se implante y así conseguir el embarazo.

Esta fase dura entre 10 y 15 días, durante este tiempo hay que esperar a que el tratamiento tenga éxito y conseguir así que el embrión se implante y se logre el embarazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *