Dejar de fumar mejora tu salud y fertilidad

Dejar de fumar mejora tu salud y fertilidad.

 

Nuestro estilo de vida y los hábitos que vamos adquiriendo influyen directamente en nuestra salud y por lo tanto, en la fertilidad. Fumar, consumir habitualmente bebidas alcohólicas o llevar un ritmo de vida estresante disminuyen los niveles de fertilidad.

Tabaquismo e infertilidad: ¿están relacionados?

Los efectos del tabaco sobre la fertilidad son claros, ya que tanto las mujeres como los hombres que fuman tienen menos probabilidades de conseguir el embarazo.

Por un lado, las mujeres fumadoras cuentan con una menor probabilidad de concebir frente a las no fumadoras, asociándose esto con una mayor tasa de abortos espontáneos, embarazos ectópicos, infertilidad y menopausia temprana. La nocividad del tabaco sobre la fertilidad de la mujer llega a añadir diez años a su edad reproductiva. Y esto, dificulta la tasa de éxito de los tratamientos de reproducción asistida.

Por otra parte, los hombres fumadores también alcanzan mayores tasas de infertilidad masculina, pues tanto la nicotina como los tóxicos que componen los cigarrillos afectan al ADN del espermatozoide, lo que a su vez, influye negativamente en su calidad, cantidad y movilidad. Causando también problemas de impotencia o esterilidad.

¿Cómo afecta fumar a los tratamientos de reproducción asistida?

Tal y como explicamos previamente, fumar está relacionado con una mayor tasa de infertilidad tanto femenina como masculina. Lo cual dificulta la concepción.

Actualmente podemos concretar que los tratamientos de reproducción asistida no consiguen resultados tan positivos en parejas en las que al menos, uno de los miembros fuma, como en las parejas no fumadoras. Según la ASRM (American Society for Reproductive Medicine), el 13% de los casos de infertilidad pueden ser atribuidos directamente al consumo de tabaco.

Además, fumar durante el embarazo, puede perjudicar la salud del bebé. Pudiendo nacer así con menor peso, ser prematuro, sufrir un retraso en el desarrollo intrauterino o tener un nacimiento más estresante.

Por este motivo, desde Barcelona IVF siempre recomendamos a las parejas fumadoras que están intentando conseguir el embarazo, considerar dejar este hábito.

Mejoras sobre la fertilidad al dejar de fumar

Lo más importante es que dejar de fumar y recuperar la fertilidad en parte es posible. Por lo tanto, tabaquismo e infertilidad podrían ser revertidos. Aunque no todo el daño causado por fumar es reversible, aproximadamente al año de dejar de fumar empezarían a notarse las mejoras de frenar el consumo de tabaco.

A día de hoy, hay investigaciones que han demostrado que dejar el hábito de fumar al menos dos meses antes de comenzar la búsqueda del embarazo, mejora significativamente las probabilidades de conseguirlo, y tener un desarrollo correcto de la descendencia.

Para finalizar, tal y como ya hemos recomendado en otras ocasiones, es importante llevar un ritmo de vida saludable. Seguir una dieta equilibrada, evitar el consumo de productos nocivos y realizar ejercicio físico. Un estilo de vida saludable es de mucha ayuda a la hora de someterse a un tratamiento de reproducción asistida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *