¿Cómo afecta el colesterol a la fertilidad?

colesterol en el embarazo, ¿afecta a la fertilidad?

 

Dentro del correcto funcionamiento del organismo, el colesterol tiene un papel fundamental. Y es que los niveles elevados de colesterol incrementan el riesgo a padecer una enfermedad cardiovascular o a la aparición de infertilidad. A continuación explicamos sus efectos sobre la fertilidad o el embarazo, y como bajar el colesterol.

Colesterol y fertilidad

El colesterol es uno de los lípidos principales del cuerpo humano y está directamente relacionado con la fertilidad, pues está implicado en los niveles hormonales tanto del hombre como de la mujer, produciendo hormonas sexuales como el estradiol, la progesterona o la testosterona. Por lo tanto, su papel es fundamental a la hora de buscar el embarazo o iniciar un tratamiento de reproducción asistida. Siendo así una de las causas más habituales de infertilidad en muchas parejas que intentan conseguir el embarazo.

Actualmente se han realizado varios estudios en los que se demuestra la clara relación entre el colesterol y la fertilidad, ya que las parejas con hipercolesterolemia o colesterol elevado tardan mucho más en conseguir el embarazo, que aquellas parejas en la que los valores son normales. 

Por otra parte, también ha podido definirse que si alguno de los miembros de la pareja tiene el colesterol alto, existe la misma dificultad para concebir que si lo padecen los dos miembros. De manera que podemos concluir que el colesterol es uno de los factores básicos a tener en cuenta a la hora de buscar el embarazo.

Por este motivo, antes de iniciar un tratamiento de fertilidad, evaluamos las cifras de colesterol de los futuros padres y/o madres que acuden a nuestra clínica para comprobar si puede existir algún desorden nutricional que esté afectando a su fertilidad.

Colesterol en el embarazo

Durante el embarazo, es habitual que aumente el nivel de colesterol. Esto se debe a los cambios hormonales que experimenta el cuerpo de la mujer. De igual forma, hay que llevar siempre un control para evitar posibles complicaciones.

Los niveles de colesterol en estado normal no deben superar los 200 mg/dL. Se consideran elevados cuando alcanzan entre los 240 y los 300 mg/dL. Sin embargo, las mujeres gestantes tienen el colesterol alto en el embarazo, con valores que rondan los 250 mg/dL.

Hipercolesterolemia en el embarazo: ¿afecta al feto?

El colesterol en el embarazo tiene una función primordial durante la formación del bebé, actuando sobre sus funciones neurológicas, favoreciendo su crecimiento y desarrollo fetal, así como favoreciendo la producción de vitamina D y ácidos biliares. Si este está alto, es probable que no llegue a influir al bebé, pero es importante asegurarse de que se controlan los niveles para no poner en riesgo la salud del bebé.

Pautas y dieta para bajar el colesterol

Para controlar los niveles de colesterol en el embarazo, desde Barcelona IVF recomendamos llevar una dieta mediterránea, rica en cereales, frutas, hortalizas, vegetales y legumbres. Que aporte grasas saludables, provenientes de alimentos como el pescado, las semillas o el aceite de oliva. Evitando los alimentos ultraprocesados, fritos, con exceso de sal o las bebidas azucaradas e hipercalóricas.

Además de la alimentación, llevar un estilo de vida saludable, en el que se realice ejercicio de forma regular o se eviten hábitos nocivos como fumar, favorece el control de los niveles de colesterol. 

Es importante tener en presente que regularlo es lo ideal, tanto para mantenerse saludable como para la evitar la pérdida de fertilidad si se está buscando el embarazo. 

Por lo general, la mayoría de la población puede controlar su colesterol siguiendo unas pautas saludables como las que acabamos de comentar. De manera que no te desanimes, siempre hay una vía.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *