¿Malos tiempos para las técnicas de reproducción asistida?

Por el Dr. Raúl Olivares 

Recientemente han aparecido en la prensa varios artículos con titulares sensacionalistas en los que se explican los potenciales riesgos de las técnicas de reproducción asistida (TRA). Los medicamentos se han relacionado con leucemia infantil, el ICSI con un mayor riesgo de defectos congénitos al nacer y las TRA con una disfunción vascular generalizada. ¿Es esto cierto? ¿Corren malos tiempos para la reproducción asistida? Por supuesto que no!
 

En primer lugar, me gustaría citar al Dr. Glenn Schattman, Presidente de la Sociedad para la Asistencia Technología Reproductiva (SART): "Es importante tener en cuenta que las mujeres con antecedentes de esterilidad que no se someten a técnicas de reproducción asistida también tienen un incremento mayor de tener hijos con defectos congénitos de nacimiento. Esto, combinado con la conclusión de que los usuarios del ICSI también tenían mayor riesgo de defectos congénitos sugiere que el problema de fondo sea la causa que les llevó a buscar ayuda médica para conseguir un embarazo y no la técnica en sí. Vamos a necesitar mucha más investigación que nos permita ayudar a los pacientes a superar su infertilidad con los tratamientos lo más seguros como sea posible para ellos y los hijos nacidos de los tratamientos. "

Si usted analiza desde un punto de vista científico estos estudios enseguida se dará cuenta de que a todos ellos les faltan consistencia a pesar de que muestren ligeros aumentos de determinados riesgos.

Respecto al estudio que relaciona el cáncer infantil con los medicamentos para la fertilidad, el profesor Simon Fishel, afirma que "no tiene sentido que la investigación encuentre una asociación en los casos de estimulación ovárica para inseminación pero no en los de FIV". Curiosamente en la FIV se utilizan dosis más altas de medicamentos. ¿Quiere esto decir que cuanto mayor sea la dosis, menor será el riesgo de tener leucemia? ¡Muy poco probable! Por otro lado, he estado trabajando en este campo durante más de 15 años con miles de ciclos de donación de óvulos. Siempre hemos alentado a las receptoras de óvulos a que nos contacten ante cualquier problema de salud que sus hijos pueden tener, sobre todo leucemias ya que las donantes de óvulos y el donante de esperma puede ser un potencial donante de médula ósea para su hijo, y hasta ahora nadie se ha comunicado conmigo (y puede que yo haya hecho más de 6000 ciclos de donación de óvulos durante todo este tiempo). Estoy seguro de que podría haber habido algunos casos que podrían haber decidido no ponerse en contacto con nosotros, pero como el especialista en el artículo ha dicho, la incidencia es absolutamente mínima.

El estudio que ha mostrado una disfunción vascular ha trabajado con un número muy limitado de casos, sólo 65 bebés. El número de hermanos de los niños concebidos mediante reproducción asistida es sólo de 5. Así comparan solo con 5 casos… honestamente, no hay ninguna conclusión clínica real que se puede obtener con estos números.

Por último, pero no menos importante, me gustaría hacer algunos comentarios sobre un artículo publicado recientemente en la revista New England Journal de Medicina sobre el ICSI en relación a los defectos congénitos de nacimiento. En mi honesta opinión, hay dos tipos de ICSI. El ICSI, indicado debido a un factor masculino severo que hace que sea necesario y el ICSI, que se realiza como un procedimiento de rutina para aumentar las tasas de fertilización, pero sin factor masculino asociado. Las bases genéticas que están detrás de estos dos grupos son completamente diferentes y por lo tanto deben ser diferentes los riesgos en la descendencia. Es bien conocido desde principios de los 90, gracias al trabajo del profesor Egozcue que los pacientes con un recuento muy bajo de espermatozoides tienen un mayor riesgo de errores meióticos (esto significa básicamente un ADN anormal en el esperma). Hasta el 18% de estos pacientes pueden tener este problema. Parece bastante obvio que si estamos usando el esperma con un mayor riesgo de anomalías genéticas esto puede conducir a un mayor riesgo de problemas genéticos en la descendencia. Como cuestión de hecho, llevamos a cabo el ICSI como un procedimiento de rutina en la donación de óvulos, incluso cuando se utiliza la donación de esperma, y nunca hemos notado un aumento del riesgo en la descendencia de este grupo de pacientes (en Cataluña tenemos un registro nacional de TRA llama FIVCAT desde 2001). Por lo tanto, la probabilidad de que la ICSI es en sí misma la razón de este aumento del riesgo es muy baja.
Además, este estudio confirma, como todos los demás, que el hecho de ser estar ante una esterilidad aumenta el riesgo de tener defectos de nacimiento un 25% per se, incluso si usted se queda embarazada sin tratamiento. Por lo tanto, nunca debemos olvidar el papel que juega la esterilidad en estos hechos.

Dicho esto, estoy de acuerdo con la afirmación de la Dr. Schattmann de necesitar más y más investigación a fin de garantizar una descendencia sana a las parejas que "deambulan por el desierto" de los tratamientos de fertilidad. Sin embargo, no estoy de acuerdo con la tendencia de la prensa en general "de buscar titulares sensacionalistas y artículos que innecesariamente asustar a los pacientes. Recuerde que en general la prensa no está, ni de lejos, bien informada sobre lo que está pasando en la reproducción. Hágase un favor y siempre pregúntele a su médico acerca de cualquier noticia que puede leer para que le asesore.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *