La enfermedad celíaca: ¿afecta a la fertilidad?

Compatibilidad entre celiaquía y embarazo.

Actualmente se diagnostican alrededor de 20.000 personas celíacas al año, esta enfermedad característica por la sensibilidad al gluten afecta especialmente a personas jóvenes. Por este motivo, se plantean dudas en relación a si celiaquía y embarazo son compatibles o si gluten y fertilidad son opuestos.

¿Qué es la celiaquía?

La enfermedad celíaca es la intolerancia inmunológica al gluten presente en cereales como el trigo, la cebada, el centeno, la avena y derivados de estos. Esta intolerancia permanente, provoca una inflamación de la mucosa del intestino delgado de la persona que la padece.

A día de hoy no podemos precisar las causas que provocan la celiaquía, aunque hay evidencias de que puede tener un componente hereditario, de manera que puede transmitirse de la madre al bebé.

¿La celiaquía afecta a la fertilidad?

Algunos de los primeros síntomas de la enfermedad celíaca se manifiestan a través de complicaciones ginecológicas en mujeres que todavía no han sido diagnosticadas como celíacas.

Dentro de los aspectos ginecológicos de la enfermedad celíaca nos encontramos con:

Amenorrea secundaria

– Dolor crónico en la zona pélvica

– Esterilidad de origen desconocido

– Menarquia tardía

– Menopausia precoz

Cuando hablamos de casos de esterilidad de origen desconocido, es importante descartar la celiaquía mediante la realización de un análisis de anticuerpos antitransglutaminasa en sangre. Este aspecto puede afectar tanto a mujeres como a hombres.

¿Cómo afecta la celiaquía al embarazo?

Celiaquía y embarazo son compatibles en la mayoría de los casos. De todas formas, existen ciertas manifestaciones obstétricas que podrían surgir durante el embarazo en mujeres que todavía no han sido diagnosticadas. Estas son:

Abortos de repetición: existe una incidencia del 15% en mujeres no tratadas de sufrir la pérdida del embarazo.

– Bajo peso del recién nacido, debido a una mala absorción de los nutrientes y al consecuente déficit nutritivo.

– Crecimiento Intrauterino Retardado (CIR): es importante descartar la celiaquía en las mujeres embarazadas en las que hay presencia de CIR o insuficiencia placentaria.

De igual manera es importante resaltar que celiaquía y embarazo, no están relacionados con un mayor riesgo de malformaciones congénitas en los bebés de madres celíacas. De hecho, la celiaquía tratada correctamente durante el embarazo no implica ninguna complicación. Las anomalías o aspectos que comentábamos anteriormente están relacionados con mujeres celíacas sin diagnosticar, que continúan manteniendo una dieta con gluten.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *