Diagnóstico de infertilidad y problemas de pareja

Diagnóstico de infertilidad

 

 

Laatze menas parejas se componen de dos individuos que pueden ser del todo diferentes. En ocasiones, no percibimos la realidad de la misma forma y esto hace que sintamos y pensemos de maneras diversas. Ante un diagnóstico de infertilidad, cada miembro de la pareja tiene su propia forma de actuar. Cuando dichos pensamientos van de la mano, es más fácil tomar decisiones, pero… ¿qué hacer cuando no sucede así?

La comunicación juega un papel vital

  • No hemos de intentar convencer al otro de que nuestra postura es la más acertada, ya que provocaremos que el otro argumente con más fuerza la suya.
  • No hemos de perder las formas (elevando el tono de voz o enfadándonos al argumentar nuestra visión).
  • Es importante el contexto en el que sucede la conversación. Hay que evitar, en la medida de lo posible, hablar durante un enfado.
  • Hemos de sentirnos como un equipo que decide. No como pensar que el otro es un contrincante al que ganar.
  • Sería muy efectivo recoger los sentimientos del otro y expresar los nuestros para poder entender el significado emocional de nuestras posiciones y por tanto para poder pensar sobre ellas.

Existe un binomio de palabras que conviene repasar…

  • Hemos de trabajar nuestras preferencias, lo que nos gustaría que sucediera y lo que sucede en realidad (preferiría un embarazo espontáneo, pero acudo a un centro de reproducción asistida porque no sucede…)
  • También hemos de reevaluar nuestras prioridades. El orden de importancia que ocupan nuestros deseos (mi prioridad es tener una familia, ante la preferencia de embarazo espontáneo o embarazo tras un tratamiento de reproducción asistida).

Valorar opciones ante un diagnóstico de infertilidad

En ocasiones, también valoramos las opciones o los sucesos antes de que ocurran y por lo tanto no hay conexión emocional real.

Esta valoración nos puede llevar a decir cosas que el otro miembro de la pareja tenga en cuenta como opinión definitiva, cuando en realidad no podemos preveer como nos sentiremos y si cambiaremos de opinión cuando dicho acontecimiento suceda. Dicho lo cual, hemos de ir paso a paso para que no se mezclen las emociones y podamos decidir juntos de una manera más adecuada como afrontar el diagnóstico de infertilidad.

Para trabajar estas confrontaciones o diferencia de opiniones, es posible acudir al departamento de psicología de Barcelona IVF, para ayudaros a reflexionar sobre la nueva situación creada desde un diagnóstico de infertilidad.
No dudéis en consultarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *