DGP para detectar anomalías genéticas en el embrión

Cómo detectar anomalías genéticas en el embriónLa posibilidad de transmitir una enfermedad hereditaria es una gran preocupación antes del embarazo y por eso muchas parejas recurren a la reproducción asistida para evitar riesgos. Evitar la transmisión de enfermedades genéticas potencialmente graves y disminuir significativamente el riesgo de aborto es posible a través del DGP o diagnóstico genético preimplantacional.

El DGP es una técnica segura que permite obtener información sobre la calidad real de los embriones antes de su transferencia al útero materno o de la vitrificación. Este estudio está aconsejado en pacientes de más de 40 años en las que se produce un incremento de anomalías debido a la peor calidad de los óvulos, pacientes con abortos de repetición, pacientes portadores de anomalías genéticas o de enfermedades hereditarias monogénicas y pacientes tras fallos de implantación. El DGP, por tanto, no se indica en todos los casos, aunque cualquier paciente puede decidir hacérselo si quiere tener la seguridad de que sus embriones no portan anomalías o no transmitirán una enfermedad determinada.

Por tanto, estamos ante una prueba que evita la transmisión de algunas enfermedades genéticas como la fibrosis quística, la beta talasemia o algunas distrofias musculares.

¿Cómo se obtienen las células de los embriones para el DGP?

La obtención de las células de los embriones se realiza mediante una biopsia en el día 5 utilizando un láser que realiza un orificio en la zona pelúcida del embrión a través del cual se obtienen las células para analizar. Mediante una técnica llamada Micro-Array o NGS (Next Generation Sequencing) se determina si el número de cromosomas del embrión es correcto. Los embriones son congelados después de la biopsia sin que éstos sufran ningún tipo de daño y se transfieren solo los que están bien.  

DGP

Si el resultado es normal se extrapola que el embrión es genéticamente sano y podrá ser transferido. Aquellos embriones sanos y evolutivos que no sean transferidos  pueden ser vitrificados para posteriores intentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *