Sangrados ¿Debes preocuparte?

Cuando se realiza un tratamiento de reproducción asistida todos los esfuerzos están  dirigidos a tener una buena transferencia embrionaria. Tras el transfer  parece que no hay mucho más que hacer, y se inicia la larga espera hasta el momento de la prueba de embarazo, ¿será positiva o negativa? Y tras la prueba otra larga espera hasta el resultado de la ecografía, ¿estará todo bien?

Durante este periodo es natural que las pacientes estén pendientes de cualquier signo o síntoma que presenten, y a pesar de que en muchas ocasiones formen parte de la normalidad, estos sean motivo de alarma.

Pérdidas hemáticas

Uno de los signos que aparece con frecuencia y que es causa de intranquilidad son las pérdidas hemáticas.

Es frecuente que en los primeros días tras la transferencia de embriones las pacientes expliquen pérdidas escasas y oscuras. Una de las causas de estas pérdidas es la manipulación que se ejerce sobre el cuello uterino por el paso del catéter. Estas pérdidas proceden del cérvix y no afectan a la implantación del embrión. En estos casos no hay que hacer nada.

Aparición tardía

En otras ocasiones estas pérdidas aparecen un poco más tarde. Tras un tratamiento de reproducción asistida o incluso en gestaciones espontaneas al inicio del embarazo, los elevados niveles de estrógenos y progesterona hacen que el cuello del útero sea más friable y sangre al mínimo contacto, de modo que el roce del óvulo de progesterona sobre el cérvix o  las relaciones sexuales pueden ser causa de un pequeño sangrado local que no tiene mayor consecuencia.

Tratamiento de sustitución hormonal

En pacientes que están realizando un tratamiento de sustitución hormonal durante un ciclo de criotransferencia de embriones o de donación / desvitrificación de ovocitos, pueden aparecer pérdidas más o menos abundantes como consecuencia de unos niveles hormonales de estrógenos o progesterona insuficientes. Es muy importante en estos casos ponerse en contacto con el equipo médico y en ningún momento dejar la medicación, ya que esto sería motivo de que viniera la regla antes de la prueba de embarazo o de aborto si esta era positiva. En estos casos tras el incremento en la dosis del tratamiento de sustitución las pérdidas suelen ceder.

Pérdidas abundantes

Cuando estas pérdidas son más abundantes o van acompañadas de dolor pueden deberse a una amenaza de aborto o a un embarazo ectópico.

A pesar de que una parte importante de las pérdidas pueden no tener mayores consecuencias, nuestro consejo es que en caso de sangrado se ponga en contacto con el equipo médico para valorar a causa y actuar en consecuencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *