Los antidepresivos pueden afectar a la función sexual.

El 60% de las personas que toman antidepresivos puede desarrollar una disfunción sexual aunque tan solo un 15% se lo dice a su médico según datos del IV Congreso Nacional de la Asociación Española de Psiquiatría Privada, celebrado en Baiona (Pontevedra).

Para los especialistas en Psiquiatría uno de losprincipales problemas de estos tratamientos es la tasa de abandono a medio o largo plazo, hecho más frecuente entre los varones los cuales son más sensibles a la disfunción sexual.

Entre las patologías que requieren la toma de antidepresivos o antipsicóticos se encuentran enfermedades como la depresión, ansiedad, psicosis o trastornos de la personalidad. Se trata de enfermedades que pueden causar una importante discapacidad a quienes la padecen y con repercusión en su vida personal y familiar.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *