Maternidad y longevidad.

Un estudio de la Universidad de medicina de Boston (EEUU) y publicado en “Menopause. The journal of North American Menopause Society” dice que las mujeres que son capaces de concebir de forma espontánea por encima de los 33 años de edad, tienden a vivir más tiempo. Aunque Perls advierte, que esto no significa que las mujeres deban tener hijos a edades más avanzadas a fin de mejorar su esperanza de vida, incluso por las complicaciones que pueden sucederse tanto en el embarazo como en el parto.
Según el autor, la edad del último parto puede ser un “indicador de envejecimiento”. Si las mujeres son capaces de concebir a una edad mayor, puede ser indicativo de que el sistema reproductivo envejece más lentamente y por lo tanto el resto de su cuerpo.
Perls, ha utilizado a 462 mujeres determinando su edad de último parto y la edad que ellas alcanzaron. Las de edad mayor de 33 años, tenían el doble de probabilidades de vivir hasta los 95 que las que su último parto fue con 29.
Los resultados, también mostraron que las mujeres pueden ser la fuerza motriz de la evolución de las variantes genéticas que retrasan el envejecimiento. Esto puede ser la causa de por qué hay más mujeres que hombres que vivan 100 años o más. Perls, nos muestra de esta manera un nuevo camino para la investigación genética.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *