La obesidad materna puede dañar al embrión.

En el campo de la reproducción humana es conocido que la obesidad de la madre dificulta la posibilidad de quedar embarazada y aumenta el número de abortos.

Según un estudio internacional en el que participa un grupo español los ácidos grasos saturados tendrían una acción tóxica sobre el óvulo y el embrión que podrían dificultar su futuro desarrollo y evolución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *