Elevados niveles de fragmentación del DNA se relacionan con el riesgo de aborto.

Un nuevo estudio publicado en la prestigiosa revista Human Reproduction arroja alguna luz sobre el complicado tema de los abortos de repetición. Hasta ahora el IMSI no se había demostrado científicamente útil en este campo pero el hecho de que los niveles elevados de fragmentación del DNA en semen se asocien con un riesgo de abortos puede cambiarlo. Los niveles elevados de fragmentación del DNA se han asociado con la presencia de pequeñas vesículas dentro de la cabeza del espermatozoide, estas vesículas tan solo pueden ser vista bajo el microscopio del IMSI. Por tanto parece lógico aceptar que realizando una mejor selección de los espermatozoides con el IMSI se pueda mejorar el pronóstico en este grupo de pacientes.

http://humrep.oxfordjournals.org/content/27/10/2908.short?rss=1
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *