Se consigue un embarazo en una mujer sin ovarios.

Recientemente hemos conocido la noticia de un embarazo tras un trasplante de tejido ovárico. El caso ocurrió en una mujer a la que se le tuvieron que extirpar los ovarios pero, a modo de preservar la fertilidad, se procedió a la congelación de tejido ovárico.
Este caso vuelve a poner de manifiesto la necesidad de preservar la fertilidad en aquellas mujeres jóvenes que deben ser sometidas a tratamientos quirúrgicos o quimioterápicos que pueden afectar a la función de los ovarios y comprometer la futura fertilidad.
Además de la congelación de tejido ovárico existen otras posibilidades de preservación de la fertilidad como puede ser la vitrificación de ovocitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *