Te ayudamos a resolver tus dudas

¿Es necesario administrar progesterona en los tratamientos?

En tratamientos como la inseminación artificial y la fecundación in vitro recomendamos su utilización como apoyo a la fase lútea. Sobre todo, en la fecundación in vitro, ya que a pesar de que los ovarios funcionan correctamente, debido al efecto negativo que pueda tener la punción folicular, se administra progesterona exógena para garantizar unos niveles adecuados hasta que la placenta asuma su producción.

En cambio, en tratamientos como la donación de óvulos, la donación de embriones o la transferencia de embriones congelados, la administración de la progesterona es imprescindible para conseguir el embarazo y para que evolucione correctamente. En estos tratamientos se busca que los ovarios no funcionen para que no interfieran en la preparación endometrial, por lo que tendremos que administrar nosotros la progesterona necesaria para conseguir el embarazo y mantener su desarrollo.

En España los preparados de progesterona están indicados para su administración por vía vaginal, por vía oral o por vía subcutánea. Inicialmente recomendamos la vía vaginal ya que su efecto es principalmente a nivel uterino y así evitamos los efectos sistémicos de la misma, como suelen ser los mareos. La progesterona por vía subcutánea es una alternativa para pacientes que presenten alergias o en las que se sospeche una mala absorción por vía vaginal.