Te ayudamos a resolver tus dudas

¿Cuáles son los síntomas de un aborto?

El síntoma más frecuente de un aborto es la metrorragia, que consiste en la pérdida de sangre a través de la vagina. No todas las metrorragias van a acabar en un aborto, pero siempre será una situación de riesgo para el embarazo que habrá que considerar.

En otras ocasiones el aborto no presenta ningún síntoma y se diagnostica durante una exploración ecográfica rutinaria. En estos casos lo que se detecta es que el embrión ha interrumpido su desarrollo correcto y no se observa latido cardíaco activo.

El momento de mayor riesgo es durante el primer trimestre del embarazo ya que durante esta fase es cuando se forman la mayor parte de los órganos del embrión. Una vez alcanzadas las 12 semanas de embarazo y se confirma un correcto desarrollo por ecografía, las posibilidades de que se produzca un aborto disminuyen notablemente.