Te ayudamos a resolver tus dudas

¿Cómo calcular la fecha del parto?

Aunque existe una gran variabilidad en cuanto a su duración debido a determinados factores de una mujer a otra, lo más habitual es que el parto se desencadene en cualquier momento desde la semana 38 a la 42. Cuando la concepción ha sido de forma natural las semanas se cuentan en función del primer día del último periodo, pero si quieres saber cómo se calcula la fecha de parto tras una FIV, en este post te lo explicamos.

Muchas mujeres embarazadas a raíz de un tratamiento de fertilidad se preguntan cómo se realizan los cálculos tanto de las semanas de embarazo como la fecha prevista para el parto, ya que es algo diferente a un embarazo natural.

En un embarazo mediante FIV se tiene en cuenta el momento de la implantación, ya que la fecundación se produjo en el laboratorio unas 48 horas antes. Por lo tanto, no sigue el recorrido natural de un óvulo fecundado, que tarda unos 7 días en implantarse en el útero. Lo correcto en los casos es contar desde el día de la implantación y, para calcular la fecha probable de parto, sumar a ese día 270 en vez de los 280 habituales o 38 semanas.

Es importante recordar que la fecha de parto tras una FIV es aproximada. Solamente un porcentaje muy pequeño de mujeres dan a luz el día de parto establecido por el médico.