Dr. Luis Zamora

Siempre tuve claro que quería ser médico, y desde el momento en que descubrí el campo de la fertilidad y la reproducción humana supe que me dedicaría a ello. Es una especialidad apasionante que me permite vivir grandes momentos con los pacientes. Poder compartir la ilusión cuando se inicia del proceso, superar juntos todas las dificultades que puedan aparecer, y disfrutar finalmente de la alegría cuando se consigue tener el hijo, hacen de ésta una profesión inigualable.

Lo que más me gusta de cada día es entrar en la clínica y ver a todas las personas que están esperando. Saber que toda esa gente está aquí porque confía en nosotros es mi mayor fuente de motivación, y también una gran responsabilidad que nos obliga cada día a ser mejores.

Barcelona IVF es un gran proyecto para crecer profesionalmente. Gracias a su orientación al paciente nos proporciona el mejor medio para realizar nuestro trabajo, sabiendo que el único objetivo es ayudar nuestros pacientes en su camino para ser padres.