¿Sabías que un 85% de los embriones creados de forma natural no dan lugar a un embarazo evolutivo?

La especie humana se reproduce mal. Suena irónico siendo 7.000 millones de personas en el mundo, pero lo cierto es que somos una de las especies de mamíferos con menor fertilidad. En la naturaleza la mayoría de las especies más longevas tienen peor capacidad reproductiva, lo que parece lógico en un intento de evitar superpoblaciones. En muchos casos la selección se produce una vez han nacido las crías, lo que no sucede en los humanos. En nuestra especie la selección se produce a nivel embrionario, lo que determina que la mayoría de los embriones que se crean, tanto de forma natural como en un laboratorio de FIV, no den lugar a un embarazo evolutivo. La mayoría de las veces son los problemas genéticos los que determinan que el embrión no se desarrolle correctamente. Fruto de esta mala capacidad reproductiva es que una pareja normal, joven y fértil, apenas tenga un 30% de posibilidades de embarazo cada mes, con una tasa acumulativa del 85% si se intenta durante 12 meses. En reproducción asistida se consiguen mejores tasas de embarazo (alrededor de un 60% en donación de óvulos) porque se suelen transferir más de un embrión y sólo los de mejor calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *