Problemas de tiroides y fertilidad, ¿cómo afectan?

Problemas de tiroides y fertilidad, ¿cómo afectan?

La tiroides es una glándula que se encuentra en el cuello y cuya función es regular el metabolismo. Se puede decir que es como un panel de control que interviene en todos los procesos del organismo, incluida la función reproductora. Si el hipertiroidismo o hipotiroidismo no son tratados, pueden presentarse dificultades para alcanzar el embarazo. Por lo tanto, tiroides y fertilidad van de la mano tanto en hombres como en mujeres.

Tiroides, ¿cómo afecta la fertilidad femenina?

Las hormonas tiroideas interactúan con las hormonas reproductivas, los estrógenos y la progesterona, para preservar el funcionamiento normal de los ovarios y la maduración de los óvulos. Por lo tanto, cuando existen problemas de tiroides, la fertilidad femenina puede verse afectada.

Si la glándula tiroides libera una cantidad excesiva (hipertiroidismo) o insuficiente (hipotiroidismo) de hormonas tiroideas, puede originar:

– Alteraciones de la ovulación

– Menstruaciones irregulares

– Infertilidad o problemas para concebir

– Problemas para llevar un embarazo a término

Cuando hay un mal funcionamiento de la glándula tiroides, todo el sistema endocrino puede verse descompensado. Las hormonas que controlan el ciclo ovulatorio, FSH y LH, pueden resultar afectadas provocando anovulación. Cuando esto ocurre, no se libera ningún óvulo, por lo que no es posible la fecundación y, por tanto, el embarazo. Por esta razón, una de las pruebas fundamentales de fertilidad femenina es el perfil hormonal, incluido el análisis de las hormonas tiroideas.

En muchos casos simplemente restaurando los valores hormonales con medicación, se consigue recuperar la ovulación y con ello es posible el embarazo natural. Sin embargo, si con la medicación hormonal no se controla, lo recomendable es recurrir a un tratamiento de reproducción asistida.

Una vez se ha conseguido el embarazo, es importante acudir periódicamente al especialista para llevar a cabo un seguimiento de la glándula tiroides y así mantener los niveles hormonales bajo control.

Problemas de tiroides y fertilidad masculina

Aunque no es tan común como en las mujeres, lo cierto es que el hipertiroidismo o hipotiroidismo pueden afectar a la fertilidad masculina. Las alteraciones tiroideas influyen en la producción y maduración de los espermatozoides y son una causa de teratozoospermia (alteración seminal en la que existe un número elevado de espermatozoides con formas anormales o extrañas). Además, también pueden provocar disfunción eréctil y disminución de la libido.

El hipertiroidismo en hombres puede ocasionar espermatozoides con una estructura y forma no acorde a lo normal, mientras que el hipotiroidismo puede disminuir el número de espermatozoides producidos por los testículos.

En cualquier caso, es importante prestar atención a los signos y síntomas que provocan el hipotiroidismo e hipertiroidismo y acudir a un endocrino. El especialista podrá evaluar el tamaño de la glándula tiroides y medir el nivel de la hormona TSH, para seguir un tratamiento de regulación hormonal.

Si con el tratamiento los niveles hormonales no se equilibran, será necesario recurrir a técnicas de reproducción asistida para conseguir el embarazo. En Barcelona IVF podemos ayudarte a conseguirlo ofreciéndote el tratamiento que mejor se adapte a tu caso. Ponte en contacto con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *