Nuevos modelos familiares en reproducción asistida.

Por la Dra. Atze Mena (psicóloga de Barcelona IVF)
 

Las estructuras familiares han dado un cambio significativo en los últimos tiempos. Existen familias monoparentales, homoparentales, adoptivas, reconstruidas o las que han recurrido a las técnicas de reproducción asistida. Todas ellas quieren llevar a cabo el proceso de crianza infantil de la mejor manera posible y esto les lleva a plantearse las opciones de las que disponen a la hora de crear una familia. Las madres que eligen llevar a cabo una maternidad sin pareja o las parejas formadas por dos mujeres, son ejemplos de estas nuevas estructuras familiares y a menudo expresan en consulta su miedo a provocar alguna carencia emocional en su futuro hijo por el tipo de decisión que están tomando.
Muchas de ellas se plantean si su formato familiar interfiere en la capacitación para una buena crianza infantil.
Según Susan Golombok, Catedrática en Investigación de Familia de la Universidad de Cambridge y directora del Centro para la investigación Familiar de la misma Universidad:
La familia es un entorno que influye de manera muy significativa en el curso del desarrollo infantil. Esta influencia consiste en que el entorno familiar provea unas condiciones para optimizar el despliegue de las potencialidades del ser humano y su desarrollo intelectual y social adecuado. Las características más importantes de un entorno familiar para facilitar el desarrollo infantil psicológico sano son:
– Seguridad afectiva: apego seguro, facilita un ajuste personal a lo largo de la infancia.
– Bajo conflicto marital: el conflicto es percibido como una fuente de amenaza e inseguridad.
– Estilo educativo democrático:hacer compatible la exigencia y la presencia de afecto.
– Calidad en la interacción y de la estimulación del niño con sus progenitores
– Frustación óptima:ofrecer pequeños retos y dificultades para resolver de manera autónoma y poder enfrentarse a las dificultades de la vida.
Es muy importante saber que, la calidad de las relaciones y del contexto familiar es lo que verdaderamente afecta al desarrollo infantil y no la estructura de la familia en si misma. Si las familias cumplen las condiciones citadas con anterioridad estará capacitada para llevar a cabo el proceso de crianza con total fiabilidad independientemente de tipo de estructura familiar que se tenga.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *