Los niños afectos de criptorquidia pueden tener problemas de fertilidad en el futuro.

La criptorquidia se produce cuando los testículos no descienden a la bolsa escrotal y permanecen en el abdomen o en la zona inguinal. Esto ocurre hasta en el 3% de los recién nacidos y hasta en un 30% de los prematuros.

Puede afectar a ambos testículos aunque en la mayor parte de casos es unilateral y en los primeros 6 meses de vida en el 80% de los casos los testículos acabarán descendiendo.

Si los testículos permanecen en la cavidad abdominal o en la zona inguinal y no descienden existe mayor riesgo en la vida adulta de presentar esterilidad o incluso la aparición de tumores testiculares.

Si el descenso de los testículos no se produce existen tratamientos médicos o quirúrgicos para descender los testículos y evitar las posibles complicaciones futuras. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *