Las adolescentes con ciclos irregulares pueden tener problemas de salud en el futuro.

Según un estudio publicado recientemente en la revista Fertility and Sterility las jóvenes con ciclos irregulares desde su primera regla tienen tendencia al sobrepeso y a la larga a padecer diabetes y problemas de corazón.

El estudio se realizó en 370 niñas de 14 años o más y las jóvenes con ciclos irregulares pesaban más y engordaron más durante el estudio. Así, los ciclos irregulares pueden ser una alerta de un mal funcionamiento del metabolismo y dar lugar en el futuro al síndrome del ovario poliquístico que se relaciona con alteraciones menstruales, alteraciones en el metabolismo del azúcar y obesidad.

Es importante que los médicos presten atención a los ciclos menstruales de las adolescentes ya que con una buena atención médica y algunas medidas se pueden prevenir los problemas de salud futuros en especial la obesidad, la diabetes y los problemas cardiovasculares. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *