La dieta rica en grasas empeora la calidad del semen.

Según un estudio de la Universidad de Massachussets publicado en la pretigiosa revista Human Reproduction los hombres con una mayor ingesta de grasas saturadas (las presentes en la bollería y productos procesados) tienen un menor cantidad y calidad del semen.
La obesidad, también relacionada con peores resultados en los tratamientos de reproducción asistida en la mujer, se confirma como un factor implicado en la peor calidad del semen.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *