Fumar durante el embarazo puede afectar la fertilidad del bebé en la etapa adulta.

Según un estudio publicado en Expert Review of Obstetrics and Gynecology, fumar más de 10 cigarrillos al día durante el embarazo perjudica gravemente la salud reproductiva del bebé cuando llegue a la etapa adulta.
El tabaco durante el embarazo influye de forma directa en la salud de los hijos provocando disminución en la concentración de esperma en los varones y disminuyendo la reserva ovárica en las mujeres.
La exposición prenatal al tabaco está asociada con una elevada incidencia de malformaciones en el feto así como obesidad, hiperactividad y trastornos del comportamiento.

Aunque el tabaco está completamente contraindicado en cualquier momento de la gestación, el período más crítico se concentra durante el segundo y tercer trimestre, cuando se produce el desarrollo neuronal del bebé.
Así pues los efectos del tabaco durante el embarazo van más allá de los efectos a corto plazo sobre el crecimiento fetal al afectar al desarrollo placentario ya que influirá en la salud futura de la descendencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *