Ecografía, ¿3D o 4D?

La ecografía ginecológica nos permite valorar los genitales internos de la mujer. Gracias a los continuos avances tecnológicos en los aparatos de ecografía podemos obtener imágenes de mayor calidad lo que nos ayuda a hacer un mejor diagnóstico.

Ecografía 3D y 4D

La ecografía 3D/4D es una de las posibilidades que nos ofrecen los ecógrafos de última generación. Con esta tecnología podemos obtener imágenes del útero y de los ovarios en 3 dimensiones. La aplicación de la ecografía 3D/4D en ginecología es útil sobre todo para el diagnóstico de malformaciones uterinas. Nos permite diferenciar entre distintas variantes morfológicas de la normalidad y patologías como son el septo uterino, el útero arcuato, bicorne… Incluso también nos ayuda a descartar problemas como pólipos endometriales y miomas uterinos que puedan afectar a la cavidad uterina lo que es de gran importancia en el diagnóstico de la esterilidad. El uso de la ecografía 3D/4D ha permitido sustituir la utilización de otras técnicas diagnósticas como la histeroscopia o la resonancia magnética.

Descarte de malformaciones

En obstetricia, la ecografía 3D/4D nos sirve para el estudio de malformaciones fetales durante el embarazo aunque se ha estado utilizando con otros fines más comerciales como enseñar a los padres las imágenes de su hijo en tres dimensiones antes del parto.

Flickr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *