Diccionario de la fertilidad: de la A a la Z

Diccionario de fertilidad

Si eres seguidor habitual de nuestras redes sociales, sabrás que siempre repasamos algunos de los términos más usados en los tratamientos de fertilidad. Ahora queremos recopilar alguno de los más consultados en este posta a modo diccionario de fetilidad.

Azoospermia:

Es una alteración de la calidad del semen caracterizada por la ausencia total de espermatozoides en el eyaculado. La forma de saber si un hombre presenta azoospermia es realizando un estudio completo de su muestra de semen o seminograma.

Betaespera:

Es el tiempo que pasa entre que se realiza el tratamiento de reproducción asistida y se comunican los resultados.

Blastocisto:

Es un embrión en un estado de desarrollo avanzado (entre cinco y seis días después de la fecundación). En este estadio, el embrión ha comenzado la diferenciación celular. El cultivo a blastocisto y transferencia embrionaria en el quinto día ayuda a seleccionar los embriones de mejor calidad y mayor potencial para implantarse en el útero. De esta manera, se aumentan significativamente las posibilidades de una gestación.

Criopreservación:

Procedimiento usado para conservar espermatozoides, ovocitos y embriones congelándolos. Las muestras pueden almacenarse en nitrógeno líquido a –196°C o bien en tanques de vapores de nitrógeno.

Diagnóstico Genético Preimplantacional:

El DGP o diagnóstico genético preimplantacional es una técnica segura que permite detectar anomalías genéticas en el embrión antes de su transferencia al útero materno o vitrificación. Se indica en aquellos casos en los que puede haber riesgo de enfermedades genéticas potencialmente graves.

Estimulación ovárica:

Consiste en inducir una ovulación múltiple mediante un tratamiento hormonal. Se realiza en la mayoría de los tratamientos de reproducción asistida para mejorar las posibilidades de embarazo.

Fecundación in vitro (FIV):

Técnica de reproducción asistida en la que la inseminación y fecundación de los óvulos por los espermatozoides se realiza fuera del cuerpo humano (en el laboratorio de reproducción asistida), generando unos embriones que posteriormente serán transferidos en el interior del útero.

Gameto:

Cada una de las dos células reproductivas (espermatozoide y óvulo ) que tiene un número haploide de cromosomas y al combinarse con la otra célula reproductiva forman el cigoto del que se originará una nueva vida.

Hormona antimulleriana (AMH):

La hormona antimülleriana (AMH) es una sustancia que segregan los folículos ováricos. Su determinación constituye un método novedoso para medir la reserva ya que actúa controlando el número de folículos que podrán ser reclutados en un ciclo y produciendo una disminución de la sensibilidad de los folículos a la FSH. Se consideran buenos los valores de AMH de 2.0 a 7.0 ng/ml.

Hormona estimulante del folículo (FSH):

La Hormona Estimuladora del Folículo conocida como Hormona Folículo estimulante (FSH del inglés) es una hormona que regula el desarrollo, el crecimiento, la maduración puberal, y los procesos reproductivos del cuerpo. En la mujer produce la maduración de los ovocitos y en los hombres la producción de espermatozoides.

Implantación:

La implantación embrionaria es el proceso por el que el embrión se ancla en el endometrio y es imprescindible para que ocurra el embarazo. A partir de ese momento se comenzará a formar la placenta para permitir la nutrición, sustento y protección del futuro bebé durante la gestación.

LH (Hormona luteinizante o lutropina):

Hormona producida por la hipófisis. En el hombre actúa sobre el testículo para que produzca la hormona sexual masculina, testosterona. En la mujer es la hormona encargada de que se produzca la ovulación y de mantener al cuerpo lúteo para que produzca progesterona.

Menopausia precoz:

Disminución de la capacidad reproductiva y el número óvulos a edad temprana. Para combatirla, la vitrificación de óvulos se ha convertido en una técnica para combatir este problema.

Normozoospermia:

Muestra de semen que cumple con todos los criterios de normalidad en un seminograma. Según la OMS del 2009 los criterios de normalidad son: volumen de eyaculado  >1,5 ml, concentración de espermatozoides >15 mill/ml, porcentaje de espermatozoides con buena motilidad de al menos un 32% con calidad óptima o un 40 % contando los de calidad óptima y buena y porcentaje de espermatozoides con morfología normal >4%.

Ovulación:

Rotura de un folículo ovárico produciendo la liberación del óvulo en la cavidad abdominal. Generalmente se produce en la mitad del ciclo menstrual (aproximadamente el día 14 del ciclo).

Progesterona:

Hormona producida por el ovario que actúa principalmente durante la segunda fase del ciclo menstrual madurando el endometrio y permitiendo su receptividad embrionaria. Es la hormona responsable del desarrollo de caracteres sexuales secundarios en una mujer, y sirve para mantener el embarazo. En los tratamientos de reproducción asistida habitualmente se da un soporte con progesterona para facilitar la implantación embrionaria.

Punción folicular:

La punción ovárica se trata de una intervención quirúrgica cuyo objetivo es la obtención de los óvulos del interior de los folículos del ovario. Se realiza cuando es necesario extraer los óvulos del ovario para someterse a una fecundación in vitro, una vitrificación de óvulos o para una donación. Es un proceso sencillo y de corta duración que se realiza bajo sedación.

Quiste ovárico:

Acumulación de distintos fluidos en el interior del ovario (suero, mucina, pus, grasa ,etc ). Suelen ser benignos y tratados con cirugía laparoscópica. Por lo general, no son un impedimento a la hora de conseguir el embarazo, pero en otros casos pueden ser una dificultad y pueden influir negativamente en la fertilidad.

Reserva ovárica:

La reserva ovárica es la capacidad de los ovarios para producir óvulos tras ser estimulados. La reserva ovárica se correlaciona con la edad de la mujer.

ROPA:

Técnica que hace posible que dos mujeres participen en el proceso del embarazo. Una de ellas será la madre genética y la otra la madre gestante. Una mujer aportará los óvulos, haciendo de donante, y la otra mujer es a la que se le transferirán los embriones, haciendo de receptora.

Seminograma:

Prueba diagnóstica de la calidad del semen. Su finalidad es diagnosticar la fertilidad del varón y detectar problemas de esterilidad masculina.

Transferencia embrionaria:

Consiste en depositar mediante un catéter los embriones en el interior de la cavidad uterina. Es el último paso en el curso de una fecundación in vitro o de una donación de embriones.  Habitualmente se realiza de forma ambulatoria y no requiere anestesia.

Vitrificación de óvulos:

Procedimiento usado para congelar óvulos para su posterior uso. Una de las principales indicaciones de la vitrificación de óvulos es la preservación de la fertilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *