Conceptionmoon, la fusión entre viajes y fertilidad

Conceptionmoon, fertilidad y viajes

Viajar no sólo tiene como objetivo el descubrimiento de nuevos lugares y costumbres. En la actualidad, surgen nuevos conceptos como el de conceptionmoon. Se trata de un plan de viaje similar a una luna de miel, pero en la que el objetivo es conseguir el embarazo, ya sea de forma natural o través de una fecundación in vitro.

Si todavía no lleváis un año intentando conseguir el embarazo, aún no se puede hablar de infertilidad. Por lo que, es posible que los nervios y el estrés estén jugando una mala pasada. Además, cuando el embarazo se desea con todas las ganas, la presión psicológica puede ejercer el efecto contrario a nuestros deseos. Por eso, aprovechar unas vacaciones para relajarse e intentarlo es una gran idea.

Conceptionmoon: ¿qué es?

El concepto viene de otro término en inglés, el de honeymoon que se refiere a la luna de miel que realizan los novios tras su boda. En este caso, conceptionmoon se refiere a un viaje que realiza la pareja con intención de poder tener más relaciones sexuales y así incrementar las posibilidades de conseguir el embarazo.

Cada vez más agencias de viajes ofrecen destinos vacacionales bajo este término con planes de relajación para la pareja. El perfil medio de quienes se toman vacaciones para intentar concebir son parejas de más de 30 años de edad que llevan algunos meses intentando el embarazo y que necesitan un descanso de su vida cotidiana.

Estrés, un factor decisivo 

Una investigación realizada por la Universidad de Liverpool sostiene que, ante situaciones de estrés, el cuerpo de la mujer produce más adrenalina y, en consecuencia, retrasa la producción de la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH), fundamental en la ovulación y en el ciclo reproductivo. Pero no solo el cuerpo de la mujer es el gran afectado por el estrés, también el del hombre ya que afecta al hipotálamo, encargado de regular las hormonas sexuales masculinas, disminuyendo su liberación por el organismo. Además, el estrés juega un papel crucial en el sexo, ya que también influye en el deseo de la pareja.

La fatiga, la tensión, el agotamiento propio del trabajo y los problemas del día a día son, por lo tanto, una de las causas de que no se logre el ansiado positivo en el test de embarazo. Por eso, numerosos estudios concluyen que tras una etapa de calma y desconexión como la que se vive en vacaciones o durante el verano, el cuerpo está más preparado para la concepción.

Consejos para lograr el embarazo en vacaciones

  • Recuperad horas de sueño, descansad y disfrutad en pareja. Una buena idea es la práctica del yoga, que ayuda a liberar tensiones o la meditación.
  • Menos conexión digital y más mar, lectura, amigos, etc. Si puedes, organiza también una cita especial que puede incluir una cena o un paseo romántico.
  • Buena alimentación. Los hábitos de vida saludable son otros must cuando se busca un embarazo: no fumar, no tomar alcohol, comer más fruta y verdura, evitar los azúcares y las grasas, reducir la cafeína…

FIV durante las vacaciones

Si lleváis más de un año intentando el embarazo sin éxito, es recomendable que acudáis a una clínica de reproducción asistida. El período de vacaciones es un buen momento para hacerlo, ya que podéis beneficiaros de este contexto facilitador. Además no tendréis que preocuparos por compatibilizar los tratamientos con vuestra agenda laboral, algo que generalmente puede producir cierto estrés. Las tasas de éxito se incrementan cuando las emociones se relajan y son más positivas.

En Barcelona IVF te ofrecemos la posibilidad de iniciar tu tratamiento sin listas de espera durante unas vacaciones en Barcelona. Cuéntanos tu caso y te ayudaremos recomendándote el mejor tratamiento y planificando tus visitas a la clínica para que puedas organizar tu viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *