Aspectos emocionales de la maternidad en mujeres sin pareja masculina.

Por Atze Mena (psicóloga de Barcelona IVF)

Las mujeres que deciden llevar a cabo su maternidad en solitario, son por lo general mujeres que han retrasado este momento por diversos motivos, carreras laborales, no ser el momento, no tener pareja o sencillamente priorizan la maternidad sobre otros aspectos de su vida.

No se trata de una decisión fácil y aunque los tiempos cambian, los movimientos sociales son más lentos y esto hace que éstos procesos planteen muchas incógnitas y nos dificulten por tanto  tomar esta decisión. A pesar de todo, la demanda de este tipo de tratamientos crece cada año que pasa y es por este motivo que consideramos importante hablar de ello.

Son, por lo general, mujeres que han reflexionado mucho su decisión y que les ha supuesto un coste emocional importante, tienen un deseo tan grande de maternidad que se enfrentan a sus miedos para continuar con su proyecto de vida. Son pensamientos comunes que normalmente aparecen al tomar la decisión de ser madre en solitario, se trata de una decisión con una responsabilidad de por vida. El arrepentimiento o el cambio de rumbo no es posible en estos casos, una vez conseguido el embarazo o llegado el pequeño. Esto implica una seguridad en la toma de decisión que hace forzoso el reflexionar sobre nuestro deseo.

 A lo largo de las diversas consultas psicológicas, algunos de los miedos comunes que las mujeres presentan son los siguientes: “¿podré hacerlo sola?, ¿dispondré del tiempo necesario?, ¿podré organizarme?, y ¿si mi hijo pregunta en algún momento por su padre?, ¿estoy actuando de forma egoísta?, ¿que pensará mi familia?, ¿es justo que yo decida por mi hijo?, ¿en caso de dificultades económicas podré hacer frente a todo?, ¿afectará mi decisión al desarrollo de mi hijo en algún aspecto?, ¿me sentiré sola?, ¿perderé la posibilidad de encontrar pareja?, ¿qué información de daré en un futuro y en qué momento?, etc. “

También aparecen dudas una vez tomada la decisión de ser madre, como las referentes a los procesos médicos, a los donantes o a la información futura (dar o no la información, incluso cómo y cuándo).

Desde Barcelona IVF, tratamos de proporcionar la información que sea necesaria para facilitar la toma de decisión y el posterior acompañamiento durante todo el proceso, tanto médico (correspondiente al tratamiento en cuestión) como psicológico (diferentes estados emocionales que se dan durante el proceso). 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *